Inicio > General > ¿Comer fresas previene la diabetes?

¿Comer fresas previene la diabetes?

Lunes, 23 de julio de 2012

Científicos de la Universidad de Warwick han identificado en las fresas un potencial efecto preventivo sobre la diabetes de tipo 2. Anteriormente ya se había descrito cómo las fresas resultaban muy efectivas combatiendo los niveles altos de colesterol y los niveles altos de glucosa en sangre tras la comida. Pero no se conocía el mecanismo, hasta que el profesor Paul Thornalley ha conseguido demostrar con su investigación que el extracto de fresa estimula la proteína “NRF2″ en nuestro cuerpo, activando la actividad antioxidante y reduciendo los lípidos en sangre.

Comer fresas o extracto de fresas podría ser una solución simple y natural para mantener una buena saludo cardiovascular. Además, ahora que los investigadores ya saben cómo las fresas producen este efecto protector, podrá determinarse la cantidad y manera de consumir fresas que más reduzca el riesgo de accidente cardiovascular y diabetes.

Para mantener la diabetes a raya está claro que lo más importante es seguir una dieta adecuada, y un peso corporal adecuado para la salud. Muchas personas con diabetes se centran tanto en el cálculo de los carbohidratos y la evitación del azúcar que eliminan casi por completo la fruta de su dieta. Esta decisión les lleva a perderse los beneficios naturales de la frutas en cuanto al incremento de las defensas (o este de las fresas mencionado anteriormente).

De hecho, consumir frutas variadas (manteniendo el control en la dieta) puede suponer para la persona con diabetes una fuente saludable de energía, que aumenta la memoria, lucha contra las enfermedades neurodegenerativas, protege la salud cardivascular, salvaguarda la piel y los órganos internos e incluso previene alguna de las complicaciones más comunes de la diabetes.

¿Pero por qué esta eliminación de la fruta? Muchas personas con diabetes creen que la fruta incrementa los niveles de azúcar en sangre a la vez que restringe la cantidad de otros hidratos que pueden incorporar en su dieta. Sin embargo, si se hace en cantidades adecuadas y dentro de una dieta equilibrada, casi cualquier variedad de fruta puede ser disfrutada en una dieta de control de diabetes. De hecho, cualquier dieta, para personas con o sin diabetes, debería incluir proteínas, lácteos bajos en grasas, granos integrales, verduras y frutas.

Tomar fresas y nueces con el yogur griego del desayuno, picar un poquito de uva con unas tostadas integrales en la merienda, o preparar una salsa ligera de mango para acompañar el pescado de la cena son maneras variadas de disfrutar la fruta en la dieta. Manzanas, limones, frutas rojas… todos tienen grandes beneficios para la salud y pueden ser controlados fácilmente por “piezas” según las tablas de índice glucémico.

Incluye fresas y otras frutas en tu dieta y verás como el riesgo de diabetes baja… ¡naturalmente!

General ,

Comentarios cerrados.