Archivo

Entradas Etiquetadas ‘dieta’

Stevia, la planta dulce

Lunes, 16 de julio de 2012

La Stevia, una planta en forma de arbusto, sus dulces hojas y sus extractos naturales (en forma de líquido, polvo o pastillas) son la mejor manera de endulzar todo tipo de alimentos. Y con una gran ventaja para las personas con diabetes o aquellas que quieren cuidarse: su aporte calórico es bajísimo y prácticamente no tiene índice glucémico.

Informes elaborados por nutricionistas del Instituto IMDEA de Alimentación y experta en Nutrición y Dietética, demuestran cómo el consumo de stevia no afecta al nivel de ingesta de la siguiente comida. Para elaborar el informe, se facilitó para su consumo normal Stevia a personas adultas con y sin sobrepeso. En los dos casos se obtenían unos niveles similares de efecto saciante, por lo que ninguno de los dos grupos aumentó su ingesta calórica en la siguiente comida. De igual manera se comprobó cómo su ingesta no afectaba al índice glucémico ni a la hipertensión. La stevia posee además, conocidos efectos antioxidante, antiinflamatorio y anticancerígeno.

La planta de la que proviene la Stevia, «Stevia rebaudiana», fue descrita por Moisés de Santiago Bertoni, escritor y botánico de origen suizo fallecido en 1929. Es originaria de América Latina, donde se usan sus hojas molidas para edulcorar. Estas hojas contienen varios compuestos naturales llamados glicósidos que son los que le confieren un sabor dulce.

La familia “stevia” tiene más de 200 especies, pero solamente dos variantes tienen los glicósidos de esteviol que las hacen dulces. Es, en concreto, la «Stevia rebaudiana Bertoni» la variedad más dulce de ambas. Estos compuestos tan dulces no son digeridos por las enzimas digestivas así que no aportan calorías.

¿Aún no la has probado?

 

General , , ,

Comer más fibra reduce el riesgo de padecer diabetes

Martes, 31 de enero de 2012
Comentarios desactivados

Un nuevo estudio ha comprobado cómo se reduce el riesgo de padecer diabetes y enfermedades cardiovasculares en adolescentes que han seguido una dieta rica en productos con mucha fibra tales como vegetales o cereales integrales.

Sin embargo no se encontró ninguna relación entre dichos factores de riesgo, concidos comúnmente como síndrome metabólico, y la cantidad de grasas saturadas y colesterol que los niños ingieran.

Esto no es dar luz verde a los adolescentes para que se harten de comer alimentos inadecuados, según comentaba Joe Carlson, director del área de deportes y nutrición cardiovascular de la Universidad de Michigan.

“Ya sabemos que si se consumen muchas grasas saturadas, o grasas trans, hay una tendencia a aumentar los niveles de colesterol malo y de colesterol total,” dijo Carlson. “Sin embargo, es preferible consumir una dieta rica en frutas, verduras y cereales integrales. En muchos casos, los alimentos ricos en fibra están sumplementados con vitaminas, minerales, etc.”

Carlson y sus colaboradores examinaron la dieta de más de 2.000 adolescentes norteamericanos de entre 12 y 19 años de edad. En el estudio controlaron si los adolescentes tenían 3 o más condicionantes que pueden causar síndrome metabólico: tensión alta, niveles de azúcar y grasas en sangre altos y bajos niveles del colesterol HDL o “bueno” junto con un gran perímetro abdominal.

“Se ha hecho mucho trabajo en la relación entre el ejercicio y el síndrome metabólico, pero poco sobre éste y la nutrición.” dijo Carlson.

En promedio, casi el 6% de los adolescentes estudiados padecía síndrome metabólico. Entre aquellos que consumían muy poca fibra, menos de 3 gramos por cada 1.000 calorías, el 9% tenían factores de riesgo; esta cifra sorprende al compararla con el 3% de adolescentes con factores de riesgo que tenían aquellos que comen más fibra, 11 gramos o más por cada 1.000 calorías.

El síndrome metabólico incrementa el riesgo de enfermedades cardovasculares y diabetes. “Esto es una señal de alarma” dijo Carlson.

Casi 26 millones de norteamericanos padece diabetes y más de 600.000 mueren por enfermedades del corazón.

A pesar de que el estudio no establece que sea la fibra por sí misma la responsable de esta diferencia, los hallazgos sí que son coherentes con las recomendaciones alimentarias actuales, que señalan cómo las dietas de alto contenido en fibra pueden reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular, obesidad y diabetes de tipo 2.

Fuente: bit.ly/uF906s Journal of the American Dietetic Association, November 2011.

General , , ,

¿Qué es la tagatosa?

Martes, 6 de diciembre de 2011
Comentarios desactivados

Desde un punto de vista científico, podemos decir que la tagatosa es un monosacárido de seis carbonos que pertenece al grupo de las cetohexosas. Además su uso alimentario está admitido y reconocido por la FAO/WHO desde 2001.

Para nosotros lo importante es remarcar su capacidad edulcorante natural combinada con otras muchas características positivas para las personas con diabetes o preocupadas por su salud.

En primer lugar, la tagatosa presenta una textura muy similar a la sacarosa (azúcar común) y un 92% de su capacidad edulcorante, pero con solo el 38% de calorías. Esta textura permite la elaboración de múltiples recetas aptas para ser consumidas por diabéticos.

La tagatosa es metabolizada por el organismo a través de rutas que difieren de las que utiliza la sacarosa, lo que da lugar a que el consumo de tagatosa apenas afecte a los niveles de glucosa y de insulina en sangre.

Preocupados por el efecto de los azúcares sobre la salud bucodental, se han realizado múltiples estudios que certifican la tagatosa como un ingrediente alimentario que previene la salud dental, evitando la caries.

Pero no sólo eso. En la actualidad existe un ensayo clínico en fase III para comprobar si puede ser utilizado como tratamiento contra la diabetes de tipo 2. Los datos iniciales han mostrado que, aparte de ayudar a reducir peso o ser un antioxidante, aumenta en sangre los niveles de colesterol “bueno” (HDL). Todos estos datos hacen que el consumo de tagatosa resulte de interés para las personas con diabetes.

General , , ,

La dieta mediterránea previene la Diabetes

Lunes, 1 de noviembre de 2010
Comentarios desactivados

· Investigadores del CIBERobn revelan que esta dieta reduce a la mitad la incidencia de nuevos casos de diabetes.

· Este porcentaje tan sólo se ha podido explicar a través de la comida al no presentar los voluntarios diferencias en la pérdida de peso ni por la actividad física realizada.

· El estudio intervencional, que forma parte del programa PREDIMED, demuestra así que la dieta mediterránea, sin restricción de calorías, podría ser eficaz a la hora de prevenir la diabetes en sujetos que presenten alto riesgo cardiovascular.

Además de ayudar a combatir la obesidad y el sobrepeso, de tener propiedades cardioprotectoras y de contribuir a prevenir la depresión, la dieta mediterránea, sin restricción de calorías, podría ser eficaz en la prevención de la diabetes en sujetos con alto riesgo cardiovascular. Esta es la conclusión extraída del último estudio intervencional realizado por investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn) pertenecientes a la Unidad de Nutrición Humana de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona, que se enmarca dentro del proyecto multicéntrico PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea).

El estudio, coordinado por el Profesor Jordi Salas Salvadó y realizado en colaboración con el Institut Català de la Salut, bajo la dirección del Dr. Josep Basora, ha sido publicado recientemente en la revista estadounidense Diabetes Care, una publicación de la Diabetes American Association en la que se recogen los estudios clínicos de mayor relevancia dentro de la comunidad científica.

Ni peso ni ejercicio físico, la dieta es la clave

La muestra del estudio, formada por 418 sujetos no diabéticos de edades comprendidas entre los 55 y los 80 años, se reclutó entre los voluntarios que participaron en el ensayo PREDIMED. Los participantes fueron asignados al azar a tres grupos de intervención previamente definidos: un grupo control al que se le recomendó seguir una dieta baja en grasa, otro que recibió consejos para seguir una de dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen y un tercero dieta mediterránea suplementada con frutos secos.

Transcurridos los cuatro años de seguimiento medio de estos participantes, los investigadores observaron que aquellos individuos que siguieron las recomendaciones de una dieta mediterránea suplementada bien con aceite de oliva virgen o con frutos secos presentaron, con el tiempo, un 52% menos de riesgo a desarrollar diabetes en comparación con el grupo de control que siguió una dieta baja en grasa tanto vegetal como animal para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Este porcentaje de reducción de riesgo tan sólo se pudo explicar a través de la dieta dado que durante el estudio no se observaron diferencias en la pérdida de peso entre los tres grupos de intervención ni por la actividad física realizada por los voluntarios.

La diabetes, otra de las pandemias del nuevo siglo

La diabetes es una enfermedad de elevada prevalencia a nivel mundial. Tanto en los países desarrollados como en los que se encuentran en desarrollo, la diabetes está aumentando de forma inédita. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen más de 180 millones de personas diabéticas en todo el mundo, y se prevé que estas cifras se dupliquen en 2030, y que la mortalidad por diabetes aumente en un 50% en los próximos diez años.

La diabetes tipo 2 del adulto es una alteración del metabolismo de la glucosa que en muchos casos se puede controlar con una buena alimentación y la práctica de actividad física, aunque en ocasiones debe instaurarse tratamiento medicamentoso por vía oral o insulina. La diabetes tipo 2 se asocia a arteriosclerosis temprana, aumento del riesgo de la enfermedad cardiovascular, enfermedad renal y ceguera, especialmente en aquellos individuos que no se controlan. Todas estas complicaciones afectan a la vida diaria de la persona reduciendo su calidad y esperanza de vida.

La globalización de la Dieta Mediterránea y el estudio PREDIMED

El estudio PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea) es un ensayo clínico que se inició en octubre de 2003 bajo la dirección del doctor Ramón Estruch del Hospital Clínico de Barcelona y desarrollado por investigadores del CIBERobn y de la Red Temática de Investigación Cooperativa (RETIC) de “Alimentación saludable”. Los primeros resultados publicados del estudio PREDIMED indicaron que los voluntarios que siguen las recomendaciones sobre dieta mediterránea mejoraban los niveles de colesterol, presión arterial, glucosa en sangre e inflamación y, además, mostraron un mayor aumento del colesterol bueno en sangre, en comparación con aquellos que siguieron las recomendaciones dietéticas actuales (dieta baja en grasa) que se utilizan para la prevención cardiovascular.

Sin embargo, debido a la globalización de los hábitos alimentarios, estas características tan saludables, propias de la dieta mediterránea de la primera mitad del siglo XX, han cedido ante el intrusismo en la dieta actual de otros ingredientes haciendo que en España ya no se coma de forma muy diferente al resto de países occidentales. De acuerdo con esto, el doctor Estruch ha aprovechado, hace poco, su presencia en la Harvard School of Public Health para abogar por la importancia de la globalización de la dieta mediterránea lo que constituye un paso más en la internacionalización de sus beneficios saludables frente a costumbres gastronómicas, como las estadounidenses, ricas en grasas saturadas, que suponen el modelo alimenticio de una población que presenta hoy en día uno los mayores índices de obesidad del planeta.

Según los expertos del CIBERobn, el porcentaje de grasas que presentan los alimentos de la dieta Mediterránea, principalmente el aceite de oliva, aporta una proporción de lípidos equilibrada que resulta beneficiosa para el organismo. Al incrementarse la cantidad de frutas, verduras y legumbres y disminuir el consumo de grasa animal y productos precocinados, frente a una ingesta mayor de pescado y aceite de oliva, la dieta mediterránea supone una combinación armónica y equitativa de los aportes calóricos.

Fuente: http://www.ciberobn.es

General , ,

Cuidado de la diabetes durante el Ramadán

Martes, 24 de agosto de 2010
Comentarios desactivados

Si eres musulmán y quieres seguir el Ramadán, ahora lo tienes un poco más fácil. La Sociedad Española de Diabetes (SED) ha creado un documento en el que puedes ver qué pautas debes seguir durante los días de ayuno y cómo controlar tu Diabetes sin renunciar a tu celebración.

El documento incluye información sobre Diabetes tipo 1 y tipo 2, y abarca también el siempre complicado tema de la administración de los antidiabéticos orales.

Fuente: http://ademadrid.com

General ,